T04-Manos juntas


RECUERDA:

TRABAJA LAS MANOS POR SEPARADO.

Primero haz los ejercicios.

Una vez que hayas hecho los ejercicios pasa a tocar las partituras.

  • Uno de los momentos más complicados a la hora de tocar el acordeón es coordinar las dos manos.
  • Las manos tienden a ir a la misma velocidad y lo que debemos conseguir es que actúen independientemente, para ello estos ejercicios son básicos.
  • Estos primeros ejercicios debes estudiar las dos manos por separado y cuando tengas la seguridad de que dominas las dos manos por separado, puedes lanzarte a tocar con ambas manos unidas. Esto debería ser una regla general para todos los ejercicios de manos juntas.
  • Las dos manos deben sonar al unísono, es decir, simultáneamente. Solo podrás considerar perfectos los ejercicios cuando suenen sin ningún fallo.
  • Los fallos más comunes suelen ser, confundirse de botón, detenerse en un compás para buscar el botón, notas cortadas por no manejar el fuelle convenientemente, quedarse sin aire en el fuelle y parar para abrirlo, encontrarse con el fuelle demasiado abierto siendo muy difícil su control, etc..
  • Ahora el acordeón va a gastar más aire que cuando hemos trabajado las manos separadamente y por tanto como dificultad añadida esta el control del fuelle con la válvula del aire.
  • Que no cunda el pánico, a partir de ahora exígete mucho, para correr hace falta primero saber andar.
  • Si consigues hacer estos ejercicios correctamente habrás avanzado mucho.
  • Una vez que hayas hecho los ejercicios pasa a tocar las partituras.